Proyectos Pilar

CHALET EN BOADILLA

Aires masculinos.






Nos adentramos en un chalet de aires masculinos en la madrileña zona de Boadilla del Monte. Se trata de una vivienda con mucha luz llena de posibilidades en la que intentamos trasladar los minuciosos detalles de diseño que se dan en el mundo del motor, en el que el propietario se desenvuelve como aficionado y admirador, a cada una de las piezas que diseñamos específicamente para este espacio; como la mesa de centro, el mueble de televisión, el aparador o los cubrerradiadores.





La tecnología, a la dimensión por su pasión por los deportes, debía tener un rincón de excepción para ubicarse. Para comunicarlo con el espacio destinado al comedor y favorecer que la luz encontrase los mínimos obstáculos posibles, se minimizó la pared donde descansa la televisión y se diseñó una pared de listones de madera con bisagras para poder ser movida. El papel tropical de Coordonné que decora tanto la pared de la televisión como la pared del comedor favorece esta comunicación entre ambos espacios y lo amplían visualmente.





En el comedor, con salida al jardín, una gran mesa de madera da acogida a ocho comensales. Las sillas en diferentes tapicerías, amarillo y gris oscuro, aportan un toque divertido y dinamismo al espacio. 





El amarillo es el contrapunto en este espacio a los negros, grises y verdes, generando una armonía entre ellos y que se convierta en un ambiente muy dinámico.





La cocina se ha distribuido en paralelo con muebles que siguen mezclando la madera natural y el negro mate. Unas grandes baldosas porcelánicas en formato cuadrado y en color gris topo unifican los tonos de la cocina y la iluminan desde abajo. Además, se coordina con las vetas del mármol de la encimera. El gran espacio del que disponíamos nos ha permitido ubicar al fondo de la misma una barra, creando una divertida zona de esparcimiento con taburetes altos y capacidad de almacenaje para tener todo a mano.





El dormitorio principal se sitúa en la primera planta de la vivienda. Se diseñó un cabecero a medida que incluye en su estructura las dos mesillas y unos revisteros, las partes que sobresalen, donde el propietario puede depositar las revistas sobre el mundo de las motos que hojea antes de dormir. Se optó por un diseño en dos tonos: el de la madera natural y el de la madera lacada en blanco. El papel de Coordonné, sencillo y neutro en tonos beige, lo enmarca perfectamente. 





El dormitorio principal cuenta con baño en suite y vestidor, que también fue diseñado a medida.





En la planta baja, junto a la zona de día, encontramos una habitación de invitados. Está perfectamente acondicionada con su propia televisión y un escritorio, diseño del estudio. También se diseñó la estructura de la cama y la librería.





El propietario recibe muchas visitas de una sobrina; por lo que se acondicionó un espacio pensado para ella en la planta superior. Se diseñó la habitación en tonos naturales y blancos, con el contrapunto de los rosados. Las librerías, el escritorio y la cama nido son diseño del estudio.







El rincón de estudio es sencillo y funcional. Se diseñó una mesa en forma de "T" en madera natural y se situaron los cajones, lacados en blanco, a ambos lados para crear simetría y armonía. 





La silla de pelo rosa y el espejo rosa viselado ponen el toque chic y presumido a este espacio, el único con trazas femeninas de toda la vivienda.





Por supuesto, no podía faltar en esta vivienda de aires masculinos, un enorme garaje, que alberga varias motos, con una mesa de trabajo perfectamente organizada. 

El resultado es una casa de 10 donde el propietario sueña y vive las motos a su manera.