Proyectos Pilar

PORCHE EN MONTECARMELO

De Madrid al cielo





Cualquier madrileño te diría que en Madrid, sin importar la climatología que haya, siempre luce el sol. Y razón no le falta, ya que Madrid es la capital europea con más horas del sol al año (casi 3.000 horas/año); por encima de otras capitales, tales como Lisboa, Roma o Atenas. Así pues, acondicionar bien nuestros espacios exteriores es fundamental para poder disfrutarlos todo el año. En el caso de este porche en Montecarmelo se optó por protegerlo del viento y las inclemencias de las épocas más frías con un acristalamiento perimetral, pero para no perder esos codiciados rayos de sol se abrió en el techo una claraboya por la que se filtran, consiguiendo que el espacio tenga luz y aclimatación natural. 





Para el suelo se optó por un porcelánico imitación mármol, muy luminoso y duradero. Es la misma baldosa que se usó para el solado del salón, consiguiendo así la continuidad del espacio y que el salón, que se abre completamente gracias a unas grandes puertas correderas que se recogen a los lados, se amplíe de forma espectacular. El mobiliario, escogido en aluminio para asegurarnos un perfecto estado de conservación durante mucho tiempo, se eligió en líneas rectas muy contemporáneas y colores neutros para que la importancia recaiga en los colores del jardín y acompañe a estos sin eclipsarlos. En ese sentido, para que el jardín se viera siempre verde y frondoso, se escogieron plantas no caducas, que, además, nos aportan intimidad durante todo el año.